16 transgresiones a la norma y dos sumarios se cursaron en aplicación del PDA

12 alertas ambientales fueron decretadas este año por la Intendencia durante el período que se aplicó el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) en las 17 comunas del valle central de la región de O’Higgins declaradas saturadas por material particulado grueso (MP10).

Dicho plan comenzó a operar el día 5 de mayo y se prolongó hasta el domingo 31 de agosto, cuando termina el período crítico.
contaminación
Los episodios ocurrieron debido a las malas condiciones de ventilación existentes durante los días de alerta, producto de variables meteorológicas pronosticadas por la Dirección Meteorológica de Chile, junto a la evolución de los datos de calidad del aire de las estaciones públicas de Rancagua, Rengo y San Fernando.

Además, durante los días críticos se prohibió utilizar calefactores a leña, se decretó la suspensión de clases de educación física en más de 150 establecimientos educacionales de la región y no se pudo realizar actividades deportivas de carácter masivo.

Las autoridades de Salud y Medio Ambiente decidieron de forma adicional a lo anterior aplicar el mecanismo de alerta sanitaria para el material particulado MP 2,5, sólo para las comunas de Rancagua y Machalí, decretando dos medidas de este tipo en este año.

Según se informó se realizaron 4 mil 109 fiscalizaciones en viviendas en estas dos comunas, detectando 16 transgresiones a la norma e iniciando dos sumarios sanitarios.

En el caso de las denuncias de quemas agrícolas fue el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) quien recibió la información y cursó las infracciones.

Las 17 comunas afectadas por las restricciones durante este período y que son parte de la zona saturada son Rancagua, Graneros, Doñihue, El Olivar, Coltauco, Coinco, Quinta de Tilcoco, San Vicente, Placilla, Mostazal, Codegua, Machalí, Malloa, Rengo, Requínoa, San Fernando y Chimbarongo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *