Charqui Las Cardas sabor e innovación

Charqui Las Cardas, un producto de calidad certificada

Los cambios de rumbo son muchas veces la reacción a momentos importantes de la vida que obligan a replantearse el camino a seguir, mostrándonos que, como dice el dicho, tras el cierre de una puerta siempre se abre una ventana. Quizás este ejemplo de vida es el que caracteriza la historia de don Marcelo Piraino un ex agricultor de Chimbarongo que hace más de veinte años dio un giro radical a su trabajo, cuando tras una serie de fracasos llegó al rubro del Charqui, una comida ancestral que ha sido preparado en muchas regiones y culturas a lo largo de la historia.

La necesidad fue el motor de este emprendimiento donde don Marcelo se inició haciendo Charqui de forma totalmente artesanal, secándolo en mallas de fierro al sol:

Comencé vendiéndoselo a los amigos y probar como resultaba” asegura. El cambio se dio porque la agricultura no caminaba bien; “siempre gastaba más de lo que producía, hice plantaciones y no di en el clavo, sabía poco de matemáticas…”.

La receta para el producto la heredó de su abuelo paterno, por lo que el ambiente ya le era familiar. En los comienzos éste se vendía en bolsas blancas y después mandaron a hacer el envase que dio el plus al producto para iniciarse en el mercado; el nombre en tanto vino de la mano de su afición a cultivar Cardas, plantas que lo han acompañado a todos lados y en este caso, fueron la clave del éxito.

La certificación fue el camino para dar confianza a los clientes, ya que anualmente la empresa es supervisada por HACCP -entidad nacional dedicada al rubro de la autentificación de inocuidad alimentaria- que permite a Las Cardas cumplir con las exigencias que establece el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y el Ministerio de Salud; siendo la única en el país dentro de este rubro que cumple con este proceso. Estándar de calidad que parte primero, por el personal que labora en la planta, que debe cumplir con todas las exigencias sanitarias. La carne en tanto, tiene que ser de un matadero autorizado, después el proceso continúa y en este sentido abarca incluso a los envases, por ejemplo; “si una bolsa sale mal en una ciudad X se sabe de inmediato quien la cortó, cuándo se cortó y el momento en que se envasó. Teniendo un registro de toda la línea de producción, por lo que todo debe ser perfecto en la certificación”. Don Marcelo comenta, que en un inicio costó mucho ingresar en los supermercados pues se hicieron muchos intentos, pero la insistencia y la confianza de poseer un producto de calidad y primer nivel logro su objetivo. Jumbo en Santiago fue quien se aventajó en creer en ellos, después vino la expansión y hoy están en todas las grandes cadenas que incluso lo hizo llegar con el Charqui a la alturas de los Himalayas donde se encuentre la cima más alta del mundo el monte Everest.


Por ser el Charqui un producto comestible, los ingredientes deben ser los correctos por eso Charqui Las Cardas utiliza posta negra en el caso del vacuno para dar el sabor preciso, acompañado de sal de mesa en la justa medida para satisfacer el gusto y la salud de sus consumidores. Es por esto, que algunos médicos del país lo recomiendan a sus pacientes que se someten a dietas. Además Las Cardas ofrece el clásico Charqui de Equino y su nuevo e innovador producto, Charqui de Pollo, que se hace únicamente de la pechuga del ave que aporta todo el valor nutritivo a esta comida.

Uno de los grandes dolores de cabeza que han afectado a esta empresa chimbaronguina, es el robo hormiga en centros comerciales, según su dueño “el problema es que es muy fácil de sacar las bolsas desde la góndolas de los supermercados y desde otras dependencias, por lo que se hace muy difícil tener un control del stock que se pierde lo que genera muchas pérdidas para nosotros.” Para solucionar estos inconvenientes, han diseñado otro tipo de envases, para como dice don Marcelo, “hacerle el trabajo más complicado a los potenciales ladrones”. Sin embargo lo que en un principio fue la solución a un problema, se convirtió en una oportunidad de negocio pues los hizo ingresar en el mundo gourmet, al ser preferido por chefs quienes lo incluyeron en sus recetas.

El mundo outdoors es uno de los principales consumidores de Charqui Las Cardas, ya que sus propiedades nutritivas, que en el pasado fueron el alimento de los soldados chilenos en la Guerra del Pacífico, en el presente han llevado su nombre a sitios tan importantes como Torres del Paine y el monte Everest en los Himalayas Nepalíes.

Sin duda un gran mérito de calidad para una empresa de Chimbarongo que ha sabido ganarse un nombre en el exigente mundo de los deportes. Para el futuro don Marcelo Piraino espera que su empresa siga en el camino de la innovación, ofreciendo un producto de calidad que cumple con todas los estándares del exigente mercado.
 


  • Fundo "Santa Eliana" camino a Codegua,   
    Chimbarongo – Región de O’Higgins.
  • (72) 278 1474
  • ventas@lascardas.cl
  • www.lascardas.cl

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *