Conaf valora trabajo de brigadistas y llama a la conciencia de la población

conaf brigadistasAltas temperaturas, peligro inminente y cansancio extremo, son parte de los factores que a diario tienen que sortear los brigadistas que día a día se ponen a disposición del Estado para hacer frente, al control de los incendios forestales. Siniestros causados por imprudencia, negligencia o intencionalidad del hombre y que pone en riesgo a todos los componentes de las comunidades cercanas al mismo, considerando, salud y patrimonio de sus habitantes. Es por esto que, la Corporación Nacional Forestal (CONAF), junto con valorar tan valiosas hazañas que día a día forman parte de las historias del combate de incendios, llama a la comunidad al autocuidado y autoprotección.
El director regional de CONAF,Pablo Lobos Stephani, expresó que “para ser brigadista, hay que ser una persona de mucho valor, porque junto con poner en riesgo la vida – muchas veces para salvar la de otro y su patrimonio- por alguien que no tomó los resguardos iniciando un incendio forestal – trabajan, si la situación lo amerita, hasta 10 horas diarias de ardua labor, todos los días de la semana, demostrando el coraje, la fuerza y la garra con lo que están hechos, enorgulleciendo a todos quienes en otras labores también trabajan para esta corporación”.
Estamos en una etapa del Fenómeno de la Niña Débil, que es una etapa de pocas y aisladas precipitaciones en tiempo, lo que deja los combustibles con muy bajo porcentaje de humedad, haciendo que la propagación sea más rápida, por tanto son incendios que tienen una rápida propagación. A esta altura del año, la Región del Libertador ostenta el deplorable record de 85 incendios forestales en la temporada 2016-2017, con una superficie de 21.431,3 hectáreas quemadas, 143% superior a la temporada pasada, donde sólo habían ocurrido 35 siniestros.
Las condiciones presentes en la región bajo esta situación meteorológica, hace que los vientos de la zona de la costa, como Litueche, Marchigüe, Paredones cambien según la hora, explicó, el ingeniero forestal, con 11 años de experiencia en CONAF, Alexis Villa, y agregó que “a ratos el incendio va para el sur, después va para el norte y va a depender de la hora del viento, la posibilidad de que afecte o no a las viviendas”.
Proyecto de comunidades
CONAF está presentando un proyecto al Fondo Nacional de Inversión Regional (FNDR) para fortalecer el trabajo con las comunidades que se encuentran en zonas de interface, entendiendo que el clima es un factor preponderante al momento de extinguir los incendios forestales, por tanto, la población deben extremar cuidados para evitar que estos se produzcan.
Las zonas de interfaces son aquellas que están a borde del cerro, o que están adyacentes a bosques o sectores con vegetación que tienen un peligro constante de sufrir incendios forestales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *