Doce países de América Latina desconocen la Constituyente de Nicolás Maduro

“La condena a la ruptura del orden democrático en Venezuela”. Esa fue la principal conclusión a la que llegaron representantes de 16 países latinoamericanos, además de Canadá, que participaron en un encuentro que derivó en la “Declaración de Lima” y que abordó la crisis que enfrenta Venezuela.

En la “Declaración de Lima”, firmada por 12 de los 17 países que participaron en la cita, entre ellos Chile, se expresa: “La solidaridad con la fiscal general (Luisa Ortega) y los integrantes del Ministerio Público de Venezuela”, además de “la condena a la violación sistemática de los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

Perú decidió convocar a este encuentro luego de que la semana pasada se instalara la Asamblea Constituyente, una suerte de “suprapoder” que ha provocado una fuerte condena internacional y denuncias de “fraude” por el proceso constituyente. Esta instancia, que reforzará el poder de Nicolás Maduro, aprobó un decreto que subordina los poderes públicos del país, un acuerdo que se da un día después de que la mayoría opositora del Congreso anunciara que no reconocerá las decisiones de los constituyentes, lo que presagia una escalada de los enfrentamientos y la profundización de la crisis política en Venezuela.

Así, en la declaración se establece “la decisión de no reconocer a la Asamblea Nacional Constituyente, ni los actos que emanen de ella, por su carácter ilegítimo”.

El encuentro -que congregó a los cancilleres de Perú, Paraguay, Colombia, Brasil, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Santa Lucía, México, Chile, Argentina, Guyana, Honduras, Jamaica, además del vicecanciller de Canadá, el embajador de Uruguay y el representante permanente de Granada en la OEA, comenzó a las 10 de la mañana en el Palacio de Torre Tagle, sede de la Cancillería en el corazón político de la capital peruana, y se extendió hasta pasadas las 15.00, producto de los desacuerdos respecto del tono de la declaración conjunta, según las versiones que circularon en la cita.

Tras la firma de la “Declaración de Lima”, el canciller peruano Ricardo Luna señaló que no todos los representantes habían estado presentes al momento de emitir la declaración, porque los presidentes estaban en reunión en sus respectivos países. De manera que sus representantes no pudieron tener el visto bueno para firmar. Otra versión, citada por dos fuentes diplomáticas, apuntó a que algunos representantes se retiraron antes, como el caso de Uruguay, pero que luego de la cita en Lima se sumarán a la declaración.

“Lo que tenemos en Venezuela es una dictadura”, señaló el jefe de la diplomacia peruana en una conferencia de prensa realizada tras la firma. A su vez, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, señaló que “es claro que en Venezuela no hay democracia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *