En prisión preventiva quedó ex canciller del Arzobispado tras ser formalizado por abuso sexual reiterado y estupro

El ex canciller del Arzobispado, Óscar Muñoz Toledo, quedó en prisión preventiva luego de ser formalizado por los delitos de abuso sexual reiterado y estupro. El Tribunal de Garantía dio un plazo de 180 días para la investigación.

En la audiencia se le imputaron cinco hechos, dos de los cuales estarían prescritos según su abogado, Gabriel Henríquez. "Al menos dos los conocíamos y están dentro de su autodenuncia" realizada en enero de este año, dijo.

La defensa sostuvo que no se oponen a la medida cautelar. "Hay antecedentes para que entremos en un estudio más profundo de aquellas circunstancias no ajustadas a la realidad".

Por su parte, el fiscal Emiliano Arias explicó que las penas por abuso sexual reiterado van desde los 5 años y un día, lo que sumado al estupro, el presbítero podría arriesgar 10 a 15 años de cárcel.

El persecutor sostuvo que Muñoz "usó su confianza con las víctimas para engañarlas, hubo abuso de conciencia. Se quiebra la voluntad de la víctima, quebrando su conciencia".

 

Recordemos que Muñoz fue detenido ayer por orden del fiscal regional de Rancagua, Emiliano Arias, tras la revisión de los documentos incautados del Tribunal Eclesiástico de Santiago y el archivo secreto del presbítero en el Arzobispado el mes pasado.

Los hechos habrían ocurrido entre los años 2002 y marzo de este año, cuando las víctimas tenían entre 11 y 17 años. Algunas serían sobrinos, hijos de sus primos hermanos, un acólito y otro denunciante que fue abusado el 2004 en Rancagua.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *