Fiscal del Maule aseguró que niña secuestrada sufrió abusos sexuales por parte de un familiar

Emmelyn Catalina Canales Vidal, la niña de 11 años que fue secuestrada el pasado viernes en Licantén, Provincia de Curicó, Región del Maule, había sufrido en el pasado dos episodios de abuso sexual por parte del tío político y cuñado de su madre.

El hecho fue denunciado en septiembre de 2016 a la Fiscalía por parte del Colegio Augusto Santelices Valenzuela de Licantén -el recinto escolar al que asiste Emmelyn- tras detectar los abusos a la menor, situación que fue confirmada por el fiscal Mauricio Richards.

Por su parte, el director del colegio, Manuel Soto, indicó que "una de las psicólogas (del colegio) confirmó que la niña había sido abusada, fue entregada la denuncia en su momento a la Fiscalía, se hizo la denuncia pese a que la mamá en su minuto no quiso para evitar problemas familiares".

"La carpeta investigativa establece que fueron dos veces (los abusos), una vez en Temuco y la otra vez acá en Licantén, ambas por el mismo personaje. No es el que se busca ahora (por el secuestro), es un familiar de la mamá", sostuvo.

Sobre la vida escolar de la pequeña, Soto sostuvo que "en conversaciones con la profesora y lo que yo aprecié es que era una niña bastante retraída, bien silenciosa, de bajo perfil, que fundamentalmente se juntaba con tres amigas al interior de su curso, era su núcleo de amistad".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *