Informe de Derechos Humanos de HRW advierte la amenaza del ascenso del populismo

El informe mundial anual elaborado por la organización Human Rights Watch, y que fue publicado hoy, advierte sobre el peligro del ascenso del populismo.

La elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos y la influencia de los partidos políticos que rechazan los derechos universales en Europa, son uno de los ejemplos que el informe revela de que el sistema de los derechos humanos está en jaque.

En este sentido, advierte que “si prevalece la atracción del líder autoritario y las voces de la intolerancia, el mundo corre el riesgo de entrar en una era oscura”, alertó Kenneth Roth, el director ejecutivo de HRW, durante la presentación del informe.

Este documento habla sobre la nueva generación de populistas que afirman que ellos hablan por el pueblo y que en lugar de defender los derechos humanos como protección de todos “privilegian declarar los intereses de la mayoría, alentando a la gente de adoptar una peligrosa creencia de que ellos mismos nunca tendrán que afirmar derechos contra un gobierno excesivo que afirma actuar en su nombre”.

El informe sostiene que el aumento del populismo se debe al descontento de la gente sobre el status quo.”En este caldero de descontento, algunos politicos estan floreciendo e incluso ganando poder mediante la interpretación de los derechos como protección únicamente del sospechoso terrorista o del asilo a cargo de la seguridad, bienestar económico y las preferencias culturares de una presumida mayoría”, asegura.

La organización internacional advierte que esta peligrosa tendencia amenaza con revertir lo logrado con el movimiento de los derechos humanos. Sin embargo, asegura que hoy en día “un elevado numero de personas ve a sus derechos no como una protección de ellos contra el Estado, sino como socavando los esfuerzos gubernamentales para defenderlos”.

Durante su extenso informe, ejemplifica con los países del mundo qué es lo que ocurre y que puede ser una significativa amenaza.

En ese sentido, habló de los ataques a los inmigrantes indocumentados formulados por Trump, quien en la campaña presidencial prometió deportar a los once millones de indocumentados que viven en el país y tras las elecciones dijo que expulsaría a los que tienen “antecedentes penales”, cerca de tres millones.

La ONG también avisó del “avance del autoritarismo” en Egipto bajo el Gobierno del presidente Abdelfatah al Sisi y en Turquía, donde el fallido golpe de Estado ha servido al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para “reprimir” a decenas de miles de personas consideradas simpatizantes de los golpistas.

Dentro de esa ola de populismo, la organización alerta de “una nueva fascinación por el autoritarismo” y de la pasión que despiertan los líderes que implementan la ley del más fuerte.

Ese perfil se hace patente, según la organización, en líderes como el presidente ruso, Vladímir Putin, el presidente de China, Xi Jinping, y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a quienes acusa de haber dañado económicamente a sus sociedades mientras reprimen el derecho de reunión y de expresión.

“(Venezuela) es una muy buena ilustración del fenómeno del hombre fuerte y autoritario, pero también del desastre que eso significa para la gente del país”, afirmó Roth.

En Europa, el informe asegura que la crisis de los refugiados y la oleada de ataques terroristas ha reforzado sentimientos de islamofobia y xenofobia, en algunos casos con ataques a musulmanes o migrantes y con un creciente apoyo a partidos populistas antiinmigración en varios países.

Como muestra de esa situación, Roth señaló la victoria del Brexit (la salida de la Unión Europea) en Gran Bretaña y la creciente influencia de los líderes de la derecha radical europea, la francesa Marine Le Pen, el holandés Geert Wilders y el primer ministro húngaro, Viktor Orbán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *