Por segunda vez Temer evita una salida anticipada del poder en Brasil


Por segunda vez el Presidente brasileño Michel Temer logró salir airoso de un proceso que amenazaba su continuidad en el poder. Ello, luego que este miércoles consiguiera los votos suficientes en la Cámara de Diputados para bloquear una denuncia de corrupción en su contra por supuestos sobornos, que lo habría llevado a afrontar un juicio ante la Corte Suprema.

Luego de un día repleto de audiencias y discusiones de último momento por ambas partes para ganar votos, los miembros de la Cámara Baja comenzaron a sufragar por la tarde en torno a si Temer sería suspendido del puesto por hasta seis meses. Temer sería enjuiciado si dos terceras partes de los 513 miembros de la Cámara Baja, 342 diputados, votaban a favor.

Sin embargo, no fue necesario esperar al final de la votación. A las 20.15 ya se registraban 158 votos contrarios a la denuncia presentada por la Fiscalía General, los que sumados a las ausencias de diputados tornaba imposible alcanzar los 342 votos necesarios para dar curso a la denuncia.

Temer podía así respirar un poco más aliviado. La votación favorable se suma a su triunfo en el Tribunal Superior Electoral en junio, cuando fue absuelto por supuesto financiamiento ilegal de su campaña electoral.

Pero el columnista de O Globo, Merval Pereira, advertía que era necesario esperar el final del día para ver el “tamaño real del gobierno” y si Temer lograría resucitar una mayoría cómoda para llevar adelante las reformas.

Y la clave para determinar el poderío del gobierno estaría dada por el respaldo que Temer obtuviera del PSDB, partido oficialista que llegó a la votación profundamente dividido. La colectividad anunció su apoyo a la denuncia contra Temer, sin embargo, liberó a su bancada al momento de expresar su sufragio.

Desde que las delaciones compensadas de los dueños de la empresa cárnica JBS -que citan a Temer- salieron a la superficie, el PSDB debate si continúa o no en el gobierno. El PSDB fue oposición durante los 13 años de gobierno del PT y ayudó a patrocinar el impeachment de Dilma Rousseff que llevó a su entonces Vicepresidente Michel Temer a tomar el mando del país, en mayo de 2016. Con el peemedebista en el poder, el partido se convirtió en el principal aliado de Planalto y de sus reformas liberales en las áreas laboral y previsional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *