TVN se ajusta el cinturón y pone en arriendo parte de sus estacionamientos

Sumido en una profunda crisis económica que arrastra hace ya varios años, Televisión Nacional (TVN) comienza a emplear nuevas maniobras para corregir su situación financiera y nutrir, en parte, sus alicaídas arcas.

En tal sentido, la red estatal comunicó que firmaron un contrato con Clínica Santa María, «en virtud del cual les arrendaremos 200 estacionamientos en el nivel -4 de nuestro edificio corporativo».

La decisión, según detallan, responde a la necesidad de «fortalecer el proceso de diversificación de ingresos y la optimización del uso de la infraestructura», y comenzará a regir a partir del jueves 2 de enero de 2020. «Los espacios arrendados serán debidamente marcados con los colores institucionales de la Clínica, cámaras de seguridad, iluminación y otros requerimientos acordados contractualmente», precisan desde TVN.

A raíz de lo anterior, los aparcamientos destinados para el canal se encontrarán principalmente en el nivel -3 y serán asignados respetando un determinado orden: en primer lugar, estacionamientos definidos por Ley de Inclusión; seguido de los lugares pagados y, por tanto, asignados; estacionamientos según disponibilidad y orden de llegada; y finalmente, estacionamientos de visitas.

«Para enfrentar este cambio, dispondremos desde el 1 al 31 de enero estacionamientos provisorios en calle Inés Matte Urrejola con Francisco Puelma (exestacionamiento de CHV), para el período de marcha blanca», aclaran desde la estatal.

Al respecto, Rodrigo Cid, representante de los Trabajadores en el Directorio de TVN, sostuvo a El Filtrador que «me parece perfecto que se trabaje en planes de diversificación de ingresos, en particular luego del fracaso en la renovación del contrato con FOX, que significó un grave perjuicio económico para el canal», comenzó diciendo.

En esta línea, agregó que «este tipo de medidas se tienen que tomar con respeto hacia los trabajadores. Y la verdad es que ayer en la mañana varios nos quedamos afuera sin entender nada, porque ni siquiera había llegado un correo electrónico informando que se había reducido la cantidad de estacionamientos».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *